Destinos luna de miel: combinado Ciudad del Cabo y Mozambique

post-img
Compartir:

Cada estación del año tiene su encanto, y cada destino una época del año favorita, así que dependiendo del mes de vuestra boda, el destino de vuestra luna de miel será diferente.

Hoy os traigo uno de los destinos preferidos de NUBA para una luna de miel en otoño: combinado visitando las mejores bodegas de Ciudad del Cabo, pasando por las Cataratas Vitoria, safaris en Zimbabwe y románticas cenas en Mozambique.

La mezcla de influencias africanas, europeas y asiáticas de Ciudad del Cabo armonizan con la singular belleza de un paisaje que incluye montañas escabrosas, costas pacíficas, afamados viñedos y el encuentro de dos océanos.

Continuando a través de la extraordinaria biodiversidad del Parque Kruger, con sus numerosas zonas  y reservas naturales, ejemplo de la gran importancia que para este país tiene la conservación de sus ecosistemas, tendréis la posibilidad de ver a los cinco grandes depredadores de la sabana africana.

En medio del viaje las Cataratas Victoria, una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo, dan la bienvenida al viajero con su sonido ensordecedor, quien deberá estar preparados para el insólito espectáculo de agua enfurecida y nubes de vapor. Y para terminar, unos días de descanso en Mozambique.

destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada1 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada2 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada3 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada4

Qué ver

Ciudad del Cabo: Dominada por la solemne Table Mountain y bañada por el Oceáno Atlántico, el espíritu de la Ciudad del Cabo se refleja en sus habitantes, siempre con una vista esperanzada hacia el futuro. A pesar de su ubicación en el extremo meridional del continente, Ciudad del Cabo es el lugar donde África se junta con Europa y Asia. En sus calles hay gentes de todas las razas que conviven desde hace una década como nunca lo hicieron en los oscuros tiempos del apartheid.

Su población es extraordinariamente diversa, lo que genera una gran riqueza humana que se aprecia al recorrer los barrios y al disfrutar de la gastronomía y la música.

Para visitarla os recomiendo comenzar por el centro de la ciudad para explorar la belleza natural, los rincones históricos y la variada arquitectura entre Cape Dutch, Cape Victorian y la zona más contemporánea. A continuación, subir a la famosa Montaña de la Mesa (Table Mountain) para tener una espectacular panorámica de toda la ciudad y continuar por zonas como Woodstock y el Neighbourhood Goods Market, Victoria & Alfred Waterfront, Sea Point, Camps Bay, Signal Hill y el Bo-Kaap.

Podéis terminar vuestra visita en los jardines y los mercadillos de Green Market Square. El llamado “Neighbourhood Goods Market” es un mercado que se celebra cada sábado de 9 a 14 h y reúne a turistas y locales compartiendo una atmósfera verdaderamente agradable. Ofrece una amplia variedad gastronómica, con puestos de comida de todo tipo y procedencia, cafés, cervezas, cocktails, conservas y productos frescos; además de ropa y objetos provenientes de diseñadores locales y, en ocasiones, algún estudiante o grupo joven ofreciendo música en directo.

Un ambiente de lo más contemporáneo, fresco y renovador, que demuestra que Ciudad del Cabo puede llegar a ser tan moderna como cualquier capital europea.

Recorrido panorámico por las magníficas playas, pueblos costeros e históricos y pintorescos enclaves que adornan la espectacular ruta paralela al Atlántico: Sea Point, la Bahía de Camps, Hout, el pueblo pesquero que constituye el punto de partida del famoso camino de Chapman´s Peak… Los paisajes más impresionantes del África meridional salpican de extraordinarias sorpresas el viaje en coche por el litoral. Tras contemplar “The Sentinel”, la imponente montaña que acuna protectora la Bahía de Hout, podréis descubrir la colonia de focas concentrada en la isla de Duiker.

A continuación, podéis hacer una parada en el pueblo de Simon’s Town y conocer la playa de Boulders Beach, punto de encuentro de los pingüinos africanos.

Y para finalizar una visita a la reserva natural del Cabo de Buena Esperanza y el archiconocido faro del Cabo para después comenzar el viaje de regreso a Ciudad del Cabo, a lo largo de la costa, pasando por Fishhoek, Kalk Bay, St James, y Muizenberg.

Avistamiento de ballenas en Hermanus: En la Bahía de Hermanus, ubicada a dos horas aproximadamente de Ciudad del Cabo, cada año centenares de ballenas (The Southern Right Whale) se reúnen para reproducirse y luego amamantar a sus crías. La mejor época para observar a estos mamíferos a pocos metros de la costa es desde julio a noviembre. Esta especie tiene unas peculiares callosidades en su cabeza y un característico “chorro” en forma de ‘uve’.

Nadar con el Tiburón Blanco en Gaansbai: un recorrido en lancha hasta la Isla Dyer y  Geiser Rock – una zona famosa con un canal denominado ” Callejón del Tiburón”, que además posee pingüinos, ballenas (en temporada) y focas.

Mientras el cebo cubre el agua, aparecen las primeras aletas dorsales y la jaula va descendiendo pausadamente al agua, vosotros deberéis estar listos para bajar en ellas y encontraros con el depredador cara a cara.

Reserva de Sabi Sand (Área Parque Nacional de Kruger): La Reserva de Sabi Sand, sin ningún tipo de barrera del este al oeste, forma parte de la gran zona protegida de Kruger, permitiendo el libre movimiento de animales hasta la distante frontera con Mozambique. Los asentamientos humanos sólo están concentrados en el profundo suroeste de la reserva y, por tanto, no tienen impacto ninguno en la experiencia de safari. Además, conviene tener en cuenta que la reserva es de régimen privado, por lo que sólo pueden acceder a ella los huéspedes de los alojamientos que se encuentran en ella, lo que lo convierte en algo más exclusivo.

A pesar de que los animales son libres de migrar fuera y dentro de la reserva, el avistamiento de vida salvaje es realmente bueno durante todo el año, de hecho, esta es una de las mejores zonas de todo África para ver a los grandes felinos y a los esquivos rinocerontes.

Tanto antes del amanecer como al atardecer, los animales aprovechan la bajada de la temperatura, por lo que resulta más fácil observarles en la búsqueda de alimentos y agua.

La reserva debe su nombre a los dos ríos que la cruzan: el río Sand atraviesa la reserva durante 50 km de noroeste a sudeste, mientras que el río Sabi fluye en el límite sur. Estos ríos son la principal fuente de sustento que da da lugar a una de las mayores y más diversas concentraciones de vida salvaje de África. La reserva Sabi Sand es también la más antigua de todas las reservas privadas.

Sabi Sand es posiblemente el mejor lugar del mundo para ver leopardos, no sólo por la frecuencia de los avistamientos, sino por la calidad de los mismos. Cada aspecto de la vida de un leopardo puede verse con asombroso detalle, ya sea apareándose, con crías, cazando e incluso en lo alto de los árboles. A vuestro regreso a la caída del sol, podéis disfrutar de un cóctel alrededor de la tradicional hoguera, compartiendo experiencias con los demás huéspedes del lodge.

destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada5 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada6 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada7 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada8

Cataratas Victoria: podeís visitarlas por tierra a través del puente fronterizo, por agua a través de un pequeño crucero al atardecer por el río Zambeze, o por aire gracias a un espectacular vuelo en helicóptero, sin lugar a dudas la mejor forma de disfrutar de esta maravilla de la naturaleza. Si queréis algo un poco más intenso, podéis optar por realizar puenting o rafting en el río.

Si, por el contrario, queréis algo más relajado, podéis visitar un poblado local o dar un paseo por los jardines y tomar el té de la tarde en el histórico hotel Victoria Falls con acceso directo al mirador de las cataratas.

Mozambique: Y para terminar, disfrutar en Mozambique al ritmo de los tambores sale la luna llena tiñendo de plata la blancura de la arena. Una suave brisa sopla en el porche de la villa; desde la hamaca, el son del mar nos recuerda que mañana será un buen día para bucear en uno de los arrecifes más fascinantes del archipiélago de Bazaruto. Sabor africano por todas partes.

Desde su cocina colorista, a base de frescos pescados y sabrosas frutas, hasta las viejas leyendas que hablan de los tesoros de la Reina de Saba, Benguerra es un placentero rincón del planeta donde descansar el alma. Dos zonas que no os podéis perder: el archipiélago de Quirimbas y la isla de Bazaruto.

destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada9 destinos-luna-de-miel_combinado-ciudad-del-cabo-y-mozambique_portada10

Datos de interés

·       Para viajar a Ciudad del Cabo los ciudadanos de España no necesitan visado en estancias inferiores a 90 días.

·       Son recomendables las vacunas contra el tétanos y la hepatitis si vais a visitar Ciudad del Cabo. En la ciudad no hay riesgo de contraer paludismo.

·       El invierno en Ciudad del Cabo, de mayo a octubre, es frío y lluvioso. Las temperaturas en el verano, de noviembre a abril, son bastante suaves (sobre los 26 grados) ya que los vientos son frecuentes en esta época. El verano austral es el mejor momento para disfrutar de la ciudad y sus playas.

·       Para entrar en Mozambique es necesario tener un pasaporte en vigor con validez mínima de 6 meses. Además, si se quiere viajar desde Mozambique a Sudáfrica el pasaporte tendrá que contar con un mínimo de 3 páginas en blanco.

Además es necesario un visado para ingresar en Mozambique. Se obtiene en la Embajada de Mozambique en Madrid, ya que las autoridades mozambiqueñas ya no emiten visado en frontera para aquellos extranjeros provenientes de países en los que existe representación diplomática u oficina consular de Mozambique, como es el caso de España.

Para la tramitación del visado, cuya gestión puede llevar un mínimo de 5 días laborables se necesita: Pasaporte, 2 fotos, billetes aéreos y reserva hotelera, asó como la cumplimentación de un formulario específico.

·       La climatología en Mozambique:

o    De enero  a marzo: Es la llamada “Green Season” y comprende los meses más calurosos y húmedos de todo el año, con temperaturas que pueden llegar a alcanzar los 35 grados. Los días son cálidos con lluvias tropicales, que suelen ocurrir a última hora de la tarde o de la noche. Durante esta temporada, las tortugas ponen sus huevos en las playas.

o   Abril – junio: Durante abril el clima puede ser todavía un poco húmedo, pero los días son generalmente mucho más agradables que en los tres anteriores meses y durante la noche empieza a refrescar. A partir de junio comienzan a aparecer las primeras familias de ballenas a lo largo de la línea costera y es un momento perfecto para practicar el buceo. Mayo y junio son dos de los meses más agradables para visitar el país

o   Julio – septiembre: Parecido al clima de mayo y junio, durante esta época los días son despejados y calurosos, con temperaturas muy suaves y refrescando durante la noche. Es un momento perfecto para visitar Mozambique, también en temporada de avistamiento de ballenas jorobadas y buena visibilidad para practicar el buceo.

o   Octubre – diciembre: Los días son mucho más calurosos hasta llegar al período de lluvias que suele comenzar a principios de noviembre y se extienden hasta el mes de marzo.

·       La moneda oficial de Mozambique es el Metical. A la entrada al país es necesario declarar las divisas que se quieren importar. Aunque no hay ninguna restricción para importar divisas sí que existen para exportar moneda local. Las tarjetas están admitidas en los grandes hoteles y los rand sudafricanos también están ampliamente aceptados.

·       En Mozambique el idioma oficial es el portugués aunque la mayoría de la población habla lenguas bantúes. Entre ellas predominan el swahili y el macuo-lomne. Los nativos de Matemo hablan mwani, la lengua de la zona costera del norte del país, similar al swahili.

·       No tiene religión oficial. Las religiones rurales tienen los cultos tradicionales como religión predominante. La población urbana es mayoritariamente cristiana o musulmana. El Islam es predominante en el norte.

 

Sígueme a través de las redes sociales: FacebookTwitter,  Instagram y Pinterest.

Fotografías e información facilitadas por: NUBA

Leave a reply

Message

Name

Website

Si no quieres perderte ninguna de las novedades de Lluvia de Arroz suscríbete al blog

Toda pareja tiene una idea de cómo quiere que sea su boda

mi trabajo es ayudaros a hacerla realidad

Solicitar una cita

Para solicitar una cita podéis llamarme al 654 165 975 o rellenar el siguiente formulario y contactaré con vosotros lo antes posible


Todavia no tenemos fecha




Acepto los Términos y condiciones