Destinos para la luna de miel: Nueva Zelanda

post-img
Compartir:

Hoy os traigo, de la mano de la agencia de viajes NUBA, una luna de miel cada vez inolvidable: Nueva Zelanda

Los increíbles paisajes de volcanes, selvas y bosques milenarios de Nueva Zelanda invitan al viajero a sumergirse en un mundo donde la magia de los ritos maoríes, la naturaleza más pura y la cálida hospitalidad de sus habitantes, hacen que nuestras antípodas parezcan más cercanas. Un pequeño universo natural donde la grandiosidad del entorno hace aún más emocionante la práctica de deportes de aventura.

La isla norte atesora lugares tan inolvidables como Auckland, “la ciudad de las velas”, testigo cada año de las más importantes competiciones de vela; Rotorua es la mágica tierra de los géiseres, y Taupo uno de los lugares más destacados del mundo para realizar actividades de aventura. Descenderemos hasta la capital, Wellington, para cruzar a la escénica Isla Sur: los paisajes alpinos de Queenstown, las inmensas concentraciones de cetáceos de Kaikoura, los acantilados rocosos, la hermosa ciudad de estilo británico de Christchurch, la región vinícola de Marlborough Sounds, el encantador pueblo de Wanaka y los espectaculares fiordos, cuyo máximo exponente lo encontraremos en Milford Sound.

 

CLIMATOLOGÍA:

Nueva Zelanda posee un clima moderado, de temperaturas y precipitaciones contenidas, donde sin embargo, debido a la diversidad topográfica, se pueden experimentar cambios bruscos en un único día. El país goza de un número anual muy elevado de horas de sol (aproximadamente 2.000).

Situado en el hemisferio sur, Nueva Zelanda tiene cuatro estaciones bien diferenciadas:

  • Primavera (septiembre a noviembre): con temperaturas que varían desde los 19º-16º de máxima y los 5º-9º de mínima. Las lluvias en primavera son más abundantes, especialmente en la Isla Norte (Auckland), que puede registrar una media de 15 días de precipitaciones en total.
  • Verano (diciembre a febrero): con temperaturas que varían entre los 22º y los 24º de máxima y los 10º y los 12º de mínima. Muy poco riesgo de precipitaciones.
  • Otoño (marzo a mayo): con temperaturas entre los 18º y los 20º de máxima y los 6º y los 15º de mínima. Escasas precipitaciones.
  • Invierno (junio a agosto): con temperaturas entre los 12º y los 15º y mínimas entre los 3º y 1º grados. Hay riesgo de lluvias.

En general, la Isla Norte tiene un clima subtropical, y la Isla Sur es más frío. La agencia NUBA nos recomienda viajar en primavera y verano, cuando las temperaturas en la Isla Norte (Auckland) son tolerables y en la Isla Sur (Queenstown, Milford Sound y Christchurch) no son demasiado frías. Durante la primavera, las lluvias en la Isla Norte serán más frecuentes, pero escasas en la Isla Sur. El otoño es también muy buena época para viajar, con escaso riesgo de lluvias, aunque debemos prepararnos para temperaturas bajas sobre todo durante la noche en la Isla Sur. El invierno registra las temperaturas más bajas en ambas Islas, que raramente bajarán de los 12º durante el día.

 

QUÉ VISITAR:

  • Auckland:

Conocida popularmente como “la Ciudad de las Velas”, Auckland cuenta con alrededor 135.000 yates y lanchas registrados. El patrimonio marítimo de la ciudad está presente en la bahía de Waitemata, sede del único club náutico fuera de Estados Unidos que ha ganado y defendido la Copa América en las ediciones de 1995 y 2000. Se trata de un lugar que suele pasar desapercibido por los viajeros, pero sin duda lo tiene todo para ser una de las ciudades con mayor calidad de vida del mundo: espacios verdes, seguridad, una gastronomía de calidad y una intensa vida cultural, lo que le permite reinventarse de forma constante.

NUBA recomienda realizar un recorrido a pie por las zonas más culturales y sorprendentes de la ciudad, paseando por pequeñas callejuelas y mercadillos. Después podéis acercarnos a los exclusivos barrios periféricos de Parnell y Mission Bay, con espectaculares vistas de la bahía.

Podéis finalizar la visita con el ascenso a la Skytower de Auckland, desde donde tendréis una panorámica de la ciudad: la preciosa zona de Bay of Islands al norte, al este el Golfo de Hauraki con las islas de Waiheke, Rangitoto y Chamberlins, al sur la Gran Bahía de Auckland y al oeste las Montañas Waitekere encontrándose con el Mar de Tasmania.

Para completar la experiencia NUBA os recomienda realizar alguna de las siguientes actividades:

Visita gastronómica a Waiheke Island: Situada a tan sólo 45min en ferry desde la ciudad de Auckland, se trata de una isla de extraordinaria belleza que se ha convertido en uno de los lugares más interesantes y solicitados debido a la ferviente escena gastronómica y enológica que está teniendo lugar. Os trasladáis en ferry desde Auckland hasta Matiatia, y de ahí hasta la escénica costa norte de la isla, donde tendréis espectaculares panorámicas de la Bahía de Hauraki y la Península de Coromandel. Parad en Rangihoua Estate, donde se produjo el primer aceite de oliva de Nueva Zelanda y donde podréis probar sus afamadas variedades: Koreneiki, Picual y Frantoio, ésta última considerada como una de las mejores 20 variedades de aceite de oliva del mundo.

Continuar la visita con el Batch Vineyard, el viñedo más alto de la isla y con vistas privilegiadas, donde podéis visitar los cultivos y degustar algunos de sus vinos más célebres, que acompañan a la perfección a las ostras frescas de la Bahía de Te Matuku. Continuar por el Peacock Sky, quien produce vino de forma tradicional, especializado en Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Merlot Malbec. Finalmente podéis acabar la vistia en Mudbrick Vineyard, donde podéis disfrutar del almuerzo con vistas al puerto de Waitemata y las infinitas velas del puerto marítimo de Auckland.

Visita de la Península de Coromandel: Tomad un ferry desde el puerto de Auckland hasta Hannaford’s Wharf en la Península de Coromandel, donde podéis visitar uno de los puntos más fotografiados de Nueva Zelanda: Cathedral’s Cove. Coromandel se trata de una zona cubierta de frondosos bosques y deslumbrantes playas de arena blanca, es un lugar totalmente inexplorado.

Avistamiento de ballenas en la Bahía de Auckland: Durante un crucero de poco más de 4 horas, tendréis la oportunidad de avistar ballenas y delfines en la Reserva Marina del Golfo de Hauraki. El tipo de ballena que se puede avistar en la Bahía de Auckland es el Rorcual de Bryde, uno de las especies más pequeñas de ballenas.

 

  • Waitomo:

Poned rumbo hacia la verdísima región de Hamilton, donde, tras un trayecto de poco más de 2hrs, se encuentra una parada: las místicas cuevas de luciérnagas luminosas de Waitomo, un intrincado laberinto de cuevas y formaciones de piedra caliza donde, tras un breve paseo, podéis realizar un pequeño crucero en barca por uno de los silenciosos ríos subterráneos para comprobar la belleza de estos extraños insectos, sólo encontrados en Nueva Zelanda.

En el año 1998, un joven director de cine neozelandés, poco conocido hasta entonces, buscaba junto con su equipo de localización un lugar donde comenzar a rodar su nuevo y prometedor proyecto por la región de Hamilton, hasta que se encontró con la Granja Alexander, un terreno de más de 5km2 dedicado en exclusiva a la cría extensiva de ganado ovino, Esta persona no era otra que Peter Jackson, quien se encargaría de rodar en este lugar algunas de las escenas más recordadas de la trilogía de “El Señor de los Anillos”: La comarca Hobbit ó “Hobbiton”. Se trata de un lugar único y de una belleza incomparable.

 

  • Rotorua:

En Rotorua comprobaréis el gran legado y tradición maorí de Nueva Zelanda, y la fuerza y el poder de la naturaleza en el lugar con la mayor actividad geotérmica del mundo. Una actividad geotermal que comienza en la norteña White Island, y continúa hasta la placa volcánica al sur del Lago Taupo, a 80km de Rotorua.

Visitad la Reserva de Wai-O-Tapu, situada a unos 20km del centro de Rotorua. Se trata de un parque geotérmico donde pueden verse, en medio de un paisaje volcánico y desde estratégicos miradores piscinas de lodo, géiseres (de los cuales el más conocido es Lady Knox, con una erupción matinal diaria a las 10:15hrs), fumarolas y la famosa Champagne Pool o piscina de champán, la más grande de toda la zona, con 60 metros de diámetro, 60 metros de profundidad y una peculiar combinación de colores, donde el agua se encuentra a una temperatura de 70ºC.

Podéis realizar una excursión hasta White Island. Comenzando a las orillas del bello Lago Rotorua, subid a un hidroavión que os permitirá descubrir un paisaje idílico lleno de lagos, picos y cráteres, antes de alcanzar White Island, el único volcán activo de forma permanente de Nueva Zelanda. La isla tiene cerca de 2km de diámetro y se eleva hasta 320m sobre el nivel del mar, aunque la fumarola principal del volcán, que ha tenido 35 erupciones desde el año 1826, se encuentra por debajo del nivel del mar, protegida del océano y expulsando gases a más de 800 grados de temperatura.

Durante el vuelo, de aproximadamente 1:30hrs de duración, observaréis la particular Bahía de Plenty, las interminables llanuras agrícolas y la impresionante línea costera de la isla norte, antes de aterrizar de nuevo en el Lago Rotorua.

 

  • Taupo:

El hermoso lago Taupo es, en realidad, un inmenso volcán con una “ardiente” historia, cuya erupción más reciente, en el año 181 d.C., fue lo suficientemente grande como para oscurecer los cielos de lugares tan lejanos como Europa y China. Según la leyenda maorí, el lago es el corazón palpitante del pez de Maui (la Isla Norte de Nueva Zelanda). El pueblo sirve como campamento base para todo tipo de actividades: pesca de río, trekking por senderos geotérmicos, paracaidismo, rafting y esquí en el Monte Ruapehu, el fotogénico volcán que sirvió de escenario para el Monte del Destino, en la trilogía de El Señor de los Anillos.

Antes de llegar a Taupo, pasaréis por las famosas Huka Falls, provocadas por el estrechamiento del río Waikato, el más largo de Nueva Zelanda. Crean una serie de rápidos que finalizan en las espectaculares cataratas con un increíble despliegue de más de 220.000 litros de agua por segundo.

NUBA nos recomienda embarcar en un velero que os llevará en un viaje a través de la costa occidental del Lago Taupo, donde el artista Matahi Whakataka talló, durante la década de los años 70, un retrato de Ngatoroirangi, un visionario navegador maorí que guió a las tribus Tuwharetoa y Te Arawa hasta la zona de Taupo hace más de mil años. En reconocimiento al carácter transcultural de Nueva Zelanda, Matahi también talló dos figuras más pequeñas de diseño celta, que describen el viento del sur y una sirena. El tallado principal tiene más de 10 metros de altura y le dedicó 4 años de su vida, en barco es la única forma de alcanzar estos tallados.

  • Wellington:

Durante el recorrido hacia Wellington, podéis realizar diversas e interesantes paradas.

Salid de Taupo, rodeando el inmenso lago, hacia los paisajes volcánicos del Parque Nacional Tongariro. National Park Village, la localidad principal del parque, es un pueblo muy pequeño, desde el que parte el famoso “Tongariro Crossing”, posiblemente el trekking más famoso de la isla y posiblemente del mundo. Se trata de un trekking bastante exigente, de una longitud de más de 18km, que pasa por volcanes, bosques y paisajes espectaculares. Para realizar este trekking son necesarias varias horas para completarlo, siendo necesario pernoctar en el Parque Nacional.

Durante vuestro camino atravesando el Parque Nacional, podéis apreciar los picos volcánicos de Ruapehu, Ngauruhoe y Tongariro. La siguiente parada será el pueblo de Bulls, situado junto al río Wanganui y conocido por sus pintorescas tiendas de antigüedades, además de por su intrincada y larga historia. Podréis dar un tranquilo paseo por el casco antiguo, realizar alguna de las expediciones propuestas por el caudaloso río o ascender hasta la cima de Durie Hill para tener vistas panorámicas de la zona. Continuar el camino pasando por Foxton, divisando multitud de aves en el Estuario de Manawatu, hasta ver a nuestra derecha la Isla de Kapiti.

Esta peculiar isla se trata de un refugio natural donde se puede ver más de cerca, con la ayuda de un experimentado guía naturalista, al curioso Kiwi, emblema del país (que ha evolucionado a lo largo de los años perdiendo sus alas por la inexistencia de depredadores), además de muchas otras especies de aves exóticas y espectaculares paisajes en la Bahía de Waiorua, al norte de la isla.

Finalmente, alcanzaréis la ciudad de Wellington, situada en el extremo austral de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Nombrada por una prestigiosa publicación como “una de las mejores capitales del mundo”, Wellington ofrece mucho más que la cultura y tradición que desprenden sus populares museos: playas de arena dorada como la de Oriental Bay, una vibrante escena cultural y múltiples actividades como ciclismo de montaña, navegación en kayak…

Si queréis algo más tranquilo, podréis realizar un paseo por el puerto.

Cogiendo el ferry InterIslander, podréis realizar un recorrido espectacular entre los fiordos mientras cruzáis de la isla norte hasta la escénica isla sur de Nueva Zelanda, a partir de aquí el viaje estará mucho más enfocado a paisaje natural.

Llegada al puerto de Picton, podeís alquilar un coche y trasladaros por carretera, hacia el sureste, hasta la localidad de Kaikoura, situada a unas 3 horas en coche.

Este puerto pesquero es una base ideal para emprender aventuras de todo tipo en la naturaleza, especialmente si queréis tener un buen acercamiento al avistamiento de ballenas, lobos marinos y delfines, que viven aquí durante todo el año. El paisaje es realmente espectacular: el pueblo se encuentra en medio de esculpidas montañas y el Océano Pacífico, durante el invierno las montañas se cubren de nieve, lo que engrandece aún más este paisaje.

 

  • Kaikoura:

Frente a la costa de Kaikoura es la salida para el avistamiento de ballenas, leones marinos y delfines en el Océano Pacífico. Los cachalotes gigantes son, sin duda alguna, la principal atracción en estas salidas, aunque, dependiendo de la época, podréis ver también ballenas jorobadas, con un tamaño de entre 12 a 16m de longitud, ballenas piloto, ballenas francas australes y, en menor cantidad, el mayor animal de la tierra: la ballena azul, con un tamaño de hasta 27m de longitud.

 

  • Christchurch:

Es la capital de la isla sur de Nueva Zelanda. Podéis aprovechar para visitar los barrios rehabilitados tras el terrible terremoto de 2011, que destrozó prácticamente por completo la ciudad. Desde entonces, se han llevado a cabo numerosos proyectos de rehabilitación en la que han intervenido muy activamente todos los habitantes de la ciudad, creando nuevos barrios totalmente contemporáneos y dinámicos.

 

  • Lake Tekapo:

Este lago, de origen glacial, es prácticamente de postal con su agua azul turquesa y la icónica Iglesia del Buen Pastor, construida en 1935 y desde donde tendréis algunas de las mejores vistas, antes de continuar hasta el vecino y mucho más grande Lago Pukaki.

En estos dos lagos podremos contemplar, de abril a septiembre, la aurora austral. Se trata de la equivalente de la aurora boreal para el hemisferio sur. Estos lagos son famosos por sus noches despejadas y la ausencia de contaminación lumínica, con lo cual es el destino ideal para ver la aurora.

Podeís conducir, rodeando el inmenso lago, hasta llegar al pico más alto de Nueva Zelanda, el Mt. Cook, con casi 4.000m de altura y que sirvió para practicar a Sir Edmund Hillary, neozelandés y la primera persona que alcanzó el pico del Everest. De hecho, existe un monumento a esta gran personalidad del siglo XX y un centro dedicado exclusivamente a honrar su memoria y logros.

 

  • Wanaka:

Uno de los pueblos más famosos y bellos de la costa sur, situado a orillas del dorado Lago Wanaka y junto al Parque Nacional Mt. Aspiring. Haciendo honor a su nombre original maorí. Wanaka es la ciudad de “la renovación del alma”, la meca del descanso, la relajación y el rejuvenecimiento, acompañado a la vez de una buena dosis de vértigo, como no podía ser de otra forma. Rodeado por las aguas inmaculadas del lago y por los hermosos paisajes boscosos, éste área es un verdadero paraíso alpino.

Si existe una aventura realmente interesante en Wanaka, es sin duda alguna la famosa “Siberian Experience”, un recorrido de 4h a través del Parque Nacional Mt. Aspiring que comienza con un sobrevuelo panorámico en avioneta de 25min por el remoto Valle de Siberia, con impresionantes siluetas de las escarpadas montañas, glaciares, lagos y verdes valles. Seguidamente se aterriza en el valle, en el corazón de los alpes del sur, para comenzar una caminata de 3h entre la frondosa vegetación y los valles fluviales, al final, nos esperará una lancha para trasladarnos de regreso, en un trayecto de aproximadamente 30min por el Valle de Wilkin hasta Wanaka.

 

  • Queenstown:

Es uno de los pueblos más interesantes de la isla sur y del país entero, situadoa orillas del Lago Wakatipu y las montañas Remarkables.

Sofisticado, en un entorno maravilloso y con tan sólo 5.500 habitantes, Queenstown es famosa por ser un lugar ideal para la indulgencia y el retiro espiritual, el paisaje de lagos y montañas invita a toda clase de aventuras. La historia de esta zona se relaciona con el oro. En 1862, dos esquiladores de ovejas se volvieron ricos en la ribera del río Shotover. El pueblo que se estableció con la fiebre del oro se llamó Queenstown porque, según dijeron ellos mismos, “estaba hecho para la Reina Victoria”.

Podéis realizar alguna de las numerosas actividades que este pequeño pueblo ofrece, como por ejemplo un sobrevuelo en globo aerostático al amanecer sobre la espectacular estampa de Queenstown, mientras disfrutamos del silencio y la serenidad del ambiente, seguido de una copa de champagne.

Glenorchy y Paradise, situados a unos 70km del centro de Queenstown, son dos de los lugares más icónicos y espectaculares de Nueva Zelanda. Podréis conducir, rodeando el Lago Wakatipu hasta el final, donde se encuentra Glenorchy, con su pequeño y recogido puerto pesquero, para realizar algunas de las mejores instantáneas de nuestro viaje.

Si necesitáis un poco más de adrenalina, podéis realizar un emocionante recorrido en lancha rápida por el río Shotover, es increíble ver como navegan estas grandes y potentes máquinas casi rozando los afloramientos rocosos a través de los estrechos cañones.

Otra actividad recomendada es montar en un 4×4 hasta el Skippers Canyon.

 

  • Milford Sound :

Podéi trasladaros por carretera hasta la descrita por Rudyard Kipling como “octava maravilla del mundo”: el estrecho de Milford Sound.

El recorrido comenzará entre Queenstown y Kingston, donde la ruta sigue las suaves curvas del lago Wakatipu, ofreciendo exquisitas vistas enmarcadas por la escarpada cordillera de The Remarkables. Tras un trayecto de 2h llegaréis hasta Te Anau, el más grande de los numerosos lagos de la Isla Sur. En el lado oeste, los brazos largos del lago desaparecen en las imponentes montañas Murchison, cubiertas de frondosos bosques, aquí podéis realizar una breve parada antes de embarcarnos en la “Milford Road”, que con 119km es uno de los trayectos escénicos más espectaculares del mundo.

Desde el momento que entréis en el Parque Nacional Fiordland, considerado Patrimonio de la Humanidad, el paisaje os parecerá totalmente irreal. El primer punto destacado es el valle Eglinton, en una época llena de hielo glaciar, con laderas empinadas de piedra y un suelo lleno de pastizales dorados. Más adelante, os encontraréis con los lagos Mirror, en un día tranquilo, muestran un reflejo prácticamente perfecto de las montañas Earl. A continuación, alcanzaréis la “Avenue of the Disappearing Mountain” hasta el lago Gunn, donde podéis realizar un pequeño paseo de 45min en plena naturaleza para estirar las piernas.

El túnel Homer, señala el acusado descenso al estrecho Milford Sound. Esta grandísima obra de ingeniería, de 1270m de longitud, tardó casi 20 años en completarse. La estampa al salir del túnel no puede ser más bella: Milford Sound ante vosotros.

El estrecho de Milford Sound fue esculpido por glaciares durante la Edad de Hielo y es impresionante en cualquier momento del año. Los acantilados del fiordo se elevan verticalmente desde las oscuras aguas, las cimas de las montañas arañan el cielo y el agua desciende en cascadas, algunas de hasta 1000 metros. Cuando llueve en el estrecho de Milford Sound, cosa que pasa con frecuencia, las cascadas se multiplican y adquieren un efecto magnífico. Realizaremos un crucero de 2hrs por el fiordo hasta el Mar de Tasmania, asombrados por la espectacularidad del paisaje, a bordo nos servirán un almuerzo tipo picnic.

 

A TENER EN CUENTA:

  • Con el objetivo de mantener el frágil y único ecosistema nativo intacto, las autoridades del país pueden prohibir la entrada de cualquier producto fresco, como fruta, carne o pescado, elementos vegetales y/o productos manufacturados a partir de materias primas vegetales, que puedan llevar consigo semillas o restos vegetales que alteren o produzcan plagas en el país.
  • Debido a la escarpada orografía del país, es muy importante planificar el día teniendo en cuenta las horas de viaje, puede llevar mucho tiempo recorrer poca distancia.
  • Las leyes del país obligan a que todos los pasajeros del vehículo lleven el cinturón de seguridad, sin excepción.

 

DOCUMENTACIÓN NECESARIA:

Para entrar en el país es necesario poseer un pasaporte en vigor con seis meses de validez desde la fecha de regreso del viaje. El visado se tramita directamente a la entrada en Nueva Zelanda, de forma gratuita.

Para poder conducir un coche de alquiler en Nueva Zelanda es necesario poseer el Permiso Internacional de Conducir, que lo podrá tramitar a través de las diversas oficinas de la Dirección General de Tráfico. Es necesario e imprescindible adjuntar este permiso internacional con el propio permiso de conducir del país de origen.

Si queréis saber todo lo que no puede faltar en vuestra maleta para este viaje tan especial, no os perdáis la newsletter de hoy, donde os cuento todos los consejos que nos da NUBA acerca del equipo recomendado.

MONEDA:

La moneda oficial es el dólar neozelandés.

LENGUA:

Nueva Zelanda tiene tres idiomas con estatus oficial: el inglés, el maorí y el lenguaje de signos

RELIGIÓN:

La mayoría de la población es cristiana: católicos ( 29,6%), anglicanos   ( 27,8%) y protestantes (27,8%). Existen además no religiosos (14,9%) y minorías como ortodoxos, musulmanes, judíos y budistas

GASTRONOMÍA:

Comer bien en Nueva Zelanda es fácil por la abundancia de sus mundialmente famosos corderos, productos lácteos, carne de venado, una gran variedad de marisco, verduras cultivadas orgánicamente y deliciosos vinos.

Las especialidades de Nueva Zelanda incluyen una gran variedad de marisco recogido en sus costas. La langosta es muy popular, al igual que una gran variedad de pescado de las aguas marinas locales, como la brema, el carnosero anaranjado y el pez de plata.

Los vinos, en especial el blanco, están adquiriendo renombre internacional por su calidad

 

DATOS DE INTERÉS:

A continuación, NUBA nos cuenta un poco de la historia de estos lugares.

 NUEVA ZELANDA

Situada en el extremo sur del Pacífico, Nueva Zelanda reposa bajo enormes montañas de tumescentes nubes blancas, un fenómeno que asombró tanto a sus primeros colonos maoríes que la llamaron Aotearoa, “la tierra de la larga nube blanca”. Reposa sobre el inestable “cinturón móvil circum-Pacífico”, geográficamente conocido como “Cinturón de Fuego”, nombre dado al inquieto cordón del Pacífico que, en lo que a estructura se refiere, enlaza las tierras igualmente inestables de Chile y Japón.

Su capital económica es Auckland y la política, Wellington, ambas en la isla del Norte. Nueva Zelanda se compone de dos islas principales- Norte y Sur- con una longitud total de 1.600 kilómetros, y posee un tamaño similar a Japón o Gran Bretaña. Su población es reducida, sólo tres millones de habitantes.

Las islas se desprendieron del antiguo supercontinente de Gondwanalandia hace unos cien millones de años, mucho antes de que se separaran otros continentes como Australia o África.

Viajando a través del país nos daremos cuenta de lo rápido que cambian los paisajes en un breve espacio de tiempo. En la menos poblada y escénica Isla del Sur, observaréis glaciares que se adentran en una pluviselva subtropical en la región del monte Cook, en la costa oeste; esta tierra nos ofrece diferentes alternativas, tales como esquiar en los Alpes neozelandeses, o explorar tramos de densa maleza, lagos místicos y enormes cascadas en la región de Mildford Sound, en la tierra de los fiordos (Fiordland)…

La isla Stewart, en la costa de la Isla del Sur, se consolida como el último tramo de tierra firme antes de llegar a la Antártida, a 1.600 kilómetros de distancia, y es uno de los pocos lugares en los que se pueden contemplar kiwis en su entorno natural.

 

LOS MAORÍES

Aunque no desarrollaron un lenguaje escrito, los maoríes crearon muchos estilos complejos de arte, en especial las hermosas canoas de guerra talladas, las whare runangas o “casas de acogida”, y los bellos mantos tejidos decorados con plumas de kiwi, tui y mao.

Se adornaban con intrincados tatuajes, los hombres en la cara, los muslos y las nalgas, las mujeres en la barbilla y labios.

Confeccionaban pendientes, así como hei-tiki o colgantes ancestrales, a partir de jade tallado, conocido localmente como piedra verde. Para adquirir el jade arriesgaban sus vidas en viajes a través de los Alpes neozelandeses, hasta alcanzar la costa oeste de la Isla del Sur, que llamaban Te Wai Pounamu, el Agua de Jade.

 

HISTORIA

Su historia documentada cuenta sólo con 250 años de antigüedad. Con su belleza natural, salvaje e ilimitada, Nueva Zelanda parece estampar un sello de autenticidad sobre sus gentes, cuyas vidas adoptan un cierto aire de autosuficiencia y afinidad por los espacios abiertos, los densos bosques o el océano.

Las poblaciones urbanas constituyen únicamente una tercera parte del total de la nación y Wellington, la capital, cuenta sólo con 350.000 habitantes (el 9% de la población es maorí).

A principios del siglo XVII, un marinero holandés, Abel Janszoon Tasman, confirmó la existencia de Terra Australis Incógnita. Fue en 1642 cuando la Compañía holandesa de las Indias Orientales encomendó a Tasman la búsqueda de esta tierra legendaria.

El 6 de octubre de 1769 el capitán James Cook fondeó su embarcación en la bahía Poverty. Según un jefe maorí, Te Horeta Taniwha, quien de niño estuvo presente cuando Cook llegó a la bahía Mercury, los maoríes pensaron que los hombres blancos eran duendes y su barco, un dios.

En 1.840 el gobierno británico decidió anexionar Nueva Zelanda a su territorio, y en 1.947 el parlamento de Nueva Zelanda adoptó el Estatuto de Westminster, y así pasó a formar parte de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth). El gobierno del país se basa en el sistema parlamentario británico, con una agrupación de partidos y un poder judicial independiente

 

FLORA Y FAUNA

Viva y salvaje para los que buscan desarrollar un experto ecoturismo lleno de imágenes inigualables, con especies de flora y fauna que sólo existen en Nueva Zelanda porque sólo este país ha sabido conservarlas. Nueva Zelanda nos permite descubrir los kauris, árboles de más de 50 metros, los helechos gigantes prediluvianos, los tuatara o últimos dinosaurios que es el animal más longevo del mundo y sólo se encuentra en algunas islas del estrecho de Cook y en la costa este de la Isla del Norte, los kea o loros de montaña, el palmito o palmera real, los pingüinos de ojos amarillos y, cómo no, los kiwis.

 

LA ISLA DEL SUR

Los habitantes de la Isla del Sur la llaman “el continente”. Los maoríes la llamaron Te Waka a Mauio “canoa de Maui” y más tarde Te Wahi Pounamu, el “lugar de la hermosa diorita”. La Isla de Sur goza de un paisaje espectacular, la pura variedad de su amplia colección geológica es asombrosa: imponentes glaciares que avanzan hacia las pluviselvas subtropicales, picos montañosos cubiertos de nieve que se alzan sobre playas costeras, y elevados pasos alpinos.

En la Isla del Sur se encuentra la ciudad de Christchurch, con su arquitectura victoriana y una rica herencia cultural de origen inglés

 

Sígueme a través de las redes sociales: FacebookTwitter,  Instagram y Pinterest.

Si quieres recibir más consejos e ideas para tu boda y no perderte ninguna de las novedades de Lluvia de Arroz SUSCRÍBETE AL BLOG, además, al inscribirte recibirás “el calendario de vuestra boda”, con todos los pasos que debéis seguir a la hora de organizar vuestra boda perfecta.

Fotografías e información facilitadas por: NUBA

Leave a reply

Message

Name

Website

Si no quieres perderte ninguna de las novedades de Lluvia de Arroz suscríbete al blog

Toda pareja tiene una idea de cómo quiere que sea su boda

mi trabajo es ayudaros a hacerla realidad

Solicitar una cita

Para solicitar una cita podéis llamarme al 654 165 975 o rellenar el siguiente formulario y contactaré con vosotros lo antes posible


Todavia no tenemos fecha




Acepto los Términos y condiciones